Insights

Caída abrupta de publicidad en diarios y revistas de papel. Mientras los medios digitales reciben cada vez más inversión.

La Comisión Europea advierte sobre el peligro de la desinformación.

 Miguel Ormaetxea de media-tics lo expone claramente en la siguiente nota:

El largo adiós a la publicidad en los diarios

Los ingresos por publicidad en los diarios de papel se están desvaneciendo en un proceso que ya parece inexorable. Y eso se produce en un contexto que mantiene aún grandes inercias que favorecen a los editores. Sucede en todos los mercados avanzados con datos apabullantes. En Estados Unidos, todos los diarios ingresaron por publicidad 13.330 millones de dólares en 2016, 9.760 millones este año 2018 que acaba y serán apenas 4.400 millones en 2022, según la última proyección de eMarketer. En España, los últimos datos de InfoAdex correspondientes a los nueve primeros meses de 2018, muestran una nueva caída generalizada de la inversión en prensa escrita, un 6,1 % menos, que se suma a once años de descensos sin final. La desinformación campa a sus anchas y es urgente hacer algo. No dejemos solos a los editores o la calidad de la democracia se irá por el mismo desagüe que la cuenta de resultados de los medios de comunicación.

La última estimación de eMarketer muestra un camino teñido de rojo: los ingresos publicitarios se hunden sin remisión (excluyendo la publicidad digital). Las revistas de papel pasarían de 12.160 millones de dólares de ingresos publicitarios en 2016 a poco más de 5.000 millones en la proyección al 2022. Los ingresos publicitarios en los móviles marcan la pauta: sobrepasarán los 23.000 millones de dólares en 2019, lo que representa 24.000 millones de dólares más que los ingresos de toda la televisión (69.170 millones). En el mercado americano, que es una guía de futuro sobre el mercado mundial, la publicidad digital alcanzará los 132.000 millones de dólares en el año entrante 2019, pero una vez más Google, Facebook y Amazon se llevarán la parte del león.

Según datos de la Asociación de Medios de Información (AMI) correspondientes a 2017, la prensa generalista ingresa por publicidad el doble que la digital. Los editores de prensa generalista ingresan 320 millones de euros en su publicidad de papel, mientras que ingresan 151 millones en sus ediciones digitales. Según el informe ‘Claves de la Información’ de la mencionada AMI, el precio medio por página de publicidad en papel desciende en 2018 a 1.395 euros. Los ingresos obtenidos por 1.000 usuarios multiplataforma se quedan en 70 euros, bajando de los 78,6 registrados en 2017 y los 84,9 de 2016.

Los grandes grupos de medios españoles están captando entre todos ellos en torno al 20 % de la publicidad digital que se mueve en España, según estimaciones de ‘Dircomfidencial’. Los cerca de 3.000 soportes de información digital que hay en España deben repartirse entre todos ellos otro 20 %. Google y Facebook aglutinan aproximadamente el 60 % del mercado de la publicidad digital en España.

Los periódicos están perdiendo rápidamente relevancia como formadores de opinión. Esta es una de las conclusiones de un monitor de medios realizado en Alemania y que recoge ‘Horizont.net’. Los diarios han caído del 22,7 en puntos porcentuales al 18,7 % en los últimos cinco años.

La Comisión Europea ha dado recientemente la voz de alarma por la peligrosa desinformación existente en el Viejo Continente. La desinformación, la falta de credibilidad de los medios y la omnipresencia de las redes sociales en el debate público suponen un problema acuciante, tal y como denuncia Miguel Castro, responsable de relaciones institucionales con medios de comunicación de la ‘Bill & Melinda Gates Foundation’, en un artículo publicado en ‘El País’Se impone la necesidad de lo que se ha denominado «una estrategia europea para el sector de los medios de comunicación 2019-2024». A diferencia de otros sectores -señala Miguel Castro- desde la agricultura y el acero hasta los automóviles, nunca se ha acordado una estrategia económica para los medios de comunicación que implique la coordinación entre las iniciativas privadas y públicas. «Lo que necesitan los medios no son subvenciones, sino innovación y un modelo de negocio sostenible», señala Miguel Castro.

 

Fuente: media-tics.com

 

Ese problema llamado “fake news”

Un Estudio realizado por el European Communication Monitor (ECM) refleja que las amenazas llegan principalmente a través de las redes sociales.

Tal como lo señala el portal de noticias español media tics  “el 22,5% de las organizaciones europeas se han visto afectadas por las noticias falsas en el último año, según el European Communication Monitor (ECM), en el que ha participado la Asociación de Directivos de Comunicación (Dircom). Sin embargo, solo el 12% ha puesto en marcha un plan para evitarlo, lo que demuestra el alto impacto de las informaciones engañosas pero el desconocimiento sobre sus verdaderos efectos y, sobre todo, acerca de la forma de evitarlas.”

El ECM, que ha entrevistado a 3.100 profesionales de la comunicación procedentes de 48 países, revela que el 81,3% de las noticias falsas procede de las redes sociales, aunque un 59,6% tiene su origen en medios de comunicación (aunque no se especifica su calidad).

Los países más afectados por la desinformación son Rusia (53,2% de las organizaciones se han visto afectadas), Serbia, Eslovenia y Polonia, países en los que se supera el 40%. Por el contrario, parecen inmunes Reino Unido, Francia, Noruega y República Checa, a pesar de los ríos de tinta que han corrido a causa del Brexit o del ascenso de la ultraderecha en el país galo. Su media es del 17%. Como países intermedios se sitúan Alemania, Países Bajos, Suecia y España, donde una de cada cinco organizaciones se han visto afectadas por este fenómeno.

El estudio destaca que las organizaciones más afectadas por las noticias falsas son las del sector público, administraciones y entidades políticas: el 44,6% ha sido impactada por fake news al menos una vez durante el periodo 2017-2018.

El estudio completo, que también revela datos como la satisfacción de los profesionales con su trabajo actual o su relación con el estréspuede descargarse en este enlace.

Fuente: media-tics.com